IROF

Instituto Riojano de Orientación Familiar

EDUCATIVOS 

PRIMEROS PASOS

Para matrimonios que esperan ser padres pronto y con hijos hasta 3 años de edad.

Este programa les ayuda a descubrir el gran potencial que tienen sus hijos y cómo estimular el aprendizaje en los niños así como el momento adecuado para hacerlo.

PRIMERAS CONVERSACIONES

Para padres con hijos entre 4 y 5 años de edad.  

Ahora tiene lugar una mayor interacción entre padres e hijos. Los padres pueden ayudarles a desarrollar otras habilidades intelectuales y físicas, para crecer en todas las dimensiones de la persona. 

PRIMERAS LETRAS

Programa para matrimonios con hijos de 6 a 8 años de edad

En "Primeras letras" se incluye el estudio del desarrollo de los niños entre los  6 y 8 años, edad en la que comienzan el desarrollo de su personalidad. Por esta razón el énfasis se pone en adaptar su educación al carácter y temperamento del niño, marcando metas mucho más específicas que en los dos primeros programas. 

PRIMERAS DECISIONES

Programa para padres con hijos de 8 a 10 años de edad

En este programa de Orientación Familiar los padres analizan la importancia de vivir conforme a una escala de valores, de cómo trasmitirlos a los hijos y de cómo ayudarles a conquistarlos. En esta etapa en la que los hijos se muestran tan receptivos, no se puede retrasar el tratar determinados temas, ni serviría hacerlo cuando lleguen los problemas de la pubertad o adolescencia. Es ahora el momento de consolidar virtudes y valores. 

PRE-ADOLESCENCIA

Programa para padres con hijos de 10 a 14 años de edad

Con este programa de Orientación Familiar los padres analizan cuáles son las causas y los efectos de los cambios que se producen en sus hijos y estudian las pautas más apropiadas para mantener una relación sensata, dialogante y firme con ellos, sin coartar su natural descubrimiento del mundo que les rodea y que les exige empezar a ser ellos mismos. 

ADOLESCENCIA

Programa para padres con hijos de 14 a 18 años de edad

Con este programa de Orientación Familiar los padres con hijos adolescentes de 14 a 18 años descubren los valores que éstos tienen y aprenden a plantear, con ellos, un trato prudente que hace eficaz la comunicación en momentos de crisis. Además analizan las tendencias sociales que inciden en el desarrollo de su frágil personalidad.